Consagración del Pan y el Vino en el cuerpo de Jesucristo

Ordenación Presbiteral del Diácono taxqueño Felipe Vélez Jiménez. Foto: José Arroyo Reyes

*El Obispo Monseñor, Alejo Zavala, impuso las manos

 “Yo soy el Buen Pastor, y conozco a mis ovejas,

y ellas me conocen a mí. Jn. 10,14

 José Arroyo Reyes, reportero

TAXCO DE ALARCÓN, Gro. 04 de agosto de 2010.

Teniendo como marco esplendoroso el retablo principal del Templo de santa Prisca y san Sebastián, el día de hoy al medio día, luego de presidir la Ceremonia Solemne  de Ordenación Presbiteral del Diácono Taxqueño Felipe Vélez Jiménez, el Obispo de la Diócesis Chilpancingo Chilapa, Monseñor, Alejo Zavala Castro, en entrevista, aseguró que el municipio de  Taxco en semillero de presbíteros, empezando con el santo oriundo de esta ciudad platera, san Margarito Flores  García.

Consagración del nuevo sacerdote

 La asamblea en la Ordenación Presbiterio del padre Felipe Vélez Jiménez.

Con la ordenación sacerdotal del padre Felipe Vélez Jiménez, Taxco se viste de gala y hay fiesta y jubilo en el cielo y en sus  habitantes de esta ciudad, pues ya suman más de diez curas originales de la ciudad colonial  que ha aportado a  la Iglesia Católica “seguramente la mata seguirá dando frutos, pues tenemos ya inscritos algunos otros jóvenes taxqueños en el Seminario de la Diócesis”.

 

La crónica de la ceremonia inicio puntual con la precesión alrededor del atrio del templo de casi un centenar de sacerdotes  procedentes de varias diócesis del país, de Guerrero y en su mayoría de todos los curas del decanato de Taxco. En el interior del recinto religioso vestido con sus mejores galas, ya aguardaban impacientes cientos de feligresas católicos, religiosas, movimientos de vida cristiana, asociaciones religiosas, hermandades y autoridades municipales encabezadas por el alcalde Álvaro Burgos Barrera y su esposa Claudia Hernández de Burgos.

 

Por la Ordenación sagrada se confiere a los presbíteros aquel sacramento que, “mediante la unción del Espíritu Santo, marca a los sacerdotes con un carácter especial. Así están identificados con Cristo Sacerdote, de tal manera que pueden actuar como representantes de Cristo Cabeza”, con estas palabras de introducción y con el canto de entrada, el saludo, el acto penitencial, el Gloria, la oración colecta, la lectura de de la Liturgia de la Palabra, el Salmo Responsorial, el Evangelio, presentaron a la Iglesia asistente  al candidato.

 

Uno de los colaboradores del Obispo, pidió en nombre de la Iglesia universal la colación del orden y respondió a la pregunta sobre la dignidad del candidato. El ordenado es llamado: “Acérquese el que va a ser ordenado Presbítero”.  ¡Presente¡ Al concluir, la comunidad asistente dio se consentimiento diciendo: ¡Te rogamos Señor¡

 

El candidato, en presencia del Obispo y de todos los fieles, manifestó su voluntad de cumplir su ministerio, según los deseos de Cristo y de la Iglesia bajo la autoridad del Obispo. Después de la Homilía, solamente el elegido se levantó  y se puso de pie ante el obispo, quién lo interrogo:

 

Querido hijo, antes de entrar en el Orden de los presbíteros es necesario que manifiestes ante el pueblo tu decisión de recibir este ministerio. ¿Quieres desempeñar siempre el ministerio sacerdotal en el grado de presbítero, como fiel colaborador del Orden Episcopal, apacentando el rebaño del Señor, bajo la guía del Espíritu Santo? ¡Si quiero¡ respondió el elegido. Luego de otra larga lista de preguntas formuladas por el pastor de la Diócesis, el elegido se postro en tierra y en ese la congregación de rodillas inició la letanía para implorar la gracia de Dios a favor del candidato.

 

Acto seguido, el Obispo impuso las manos en silencio sobre la cabeza del elegido, así mismo los presbíteros presentes de igual manera impusieron sus manos y se hizo la Plegaria de Ordenación y el Coro de Santa Prisca cantó el “Veni Creator Spiritus”, en otras palabras, imploraron la venida del Espíritu Santo.

 

Luego de la oración consagratoria vino la imposición de las vestiduras, la unción de las manos y entrega del Pan y Vino. Concluida la plegaria de Ordenación, el Obispo recibió la mitra y uno de los presbíteros presentes, coloco al o4rdenado la estola al estilo presbiteral y le viste con la casulla.

 

Luego, el Obispo tomo el gremial y, oportunamente informó al pueblo, unge con el sagrado crisma las palmas de las manos del ordenado, arrodillado ente él dijo: “Jesucristo, el Señor, a quién el Padre ungió con la fuerza del Espíritu Santo, te auxilie para sacrificar al pueblo cristiano y para ofrecer a Dios sacrificio.

 

La celebración de la Misa continuo y concluyo felizmente con el besamanos y  el agradecimiento a sus padres, sus hermanos, al clero, al pueblo y a sus bienhechores que le ayudaron a concluir su vocación por el sacerdocio del nuevo Presbítero,  Felipe Vélez Jiménez de 27 años de edad, originario de Taxco del barrio de Hueyatengo, hijo del señor Celso y Ana Véles. La celebración se prologo con una comida servida el  auditorio del colegio Miguel Ángel y el día de mañana jueves, el padre Felipe, celebrará su primera misa cantada en el templo de santa Prisca y san Sebastián en punto de las 12 del día.

 El presidente municipal, Álvaro Burgos Barrera, acompañado de su esposa, Claudia Hernández de Burgos, atentos en la ceremonia de consagración.


En el besamanos, el alcalde Álvaro Burgos Barrera como fiel creyente

Ulti Clocks content
Tenemos 195 invitados conectado(s)

What a Wonderful World

TITULARES

first
  
last
  
start
stop
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy9179
mod_vvisit_counterAyer14357
mod_vvisit_counterEsta Semana36964
mod_vvisit_counterSemana Anterior87977
mod_vvisit_counterEste Mes398225
mod_vvisit_counterMes Pasado460253
mod_vvisit_counterTotales13474337
Visitors Counter