Los Medios de Comunicación

perdimos credibilidad

 

En el proceso electoral que todavía no concluimos, algunos Medios de Comunicación se distinguieron por su abierto apoyo a determinados Candidatos a puestos populares. Desde la Presidencia de la República hasta las Presidencias Municipales, ya sea por personaje o por Partido, algunos Medios también hicieron campaña junto con ellos; su campaña, pues.


Con esto, hemos perdido credibilidad todos. En varias ocasiones, a lo largo de los últimos tres meses, parecía que volvíamos a los tiempos en los que, en Elecciones o ya en el Gobierno, los Medios se convertían en voceros del aspirante o del Instituto político.

 

Para muchas personas, esta práctica resultaba inocua, o se la creían sin razonar, sin cuestionar, sin poner en tela de juicio sus informativos (Prensa escrita, Radio o Televisión) o se habían acostumbrado a ella; pero otro sector de la población comenzaba a reaccionar y a pensar que se fallaba a la ética más elemental y, sobre todo, que eran un instrumento de manipulación y de restricción, no sólo en cuanto a la libertad de expresión, sino también respecto a la libertad de escucha. Es decir, los Medios se autocensuraban, por una parte, ante la presión gubernamental o de Partido, y el auditorio quedaba limitado a la información que se le hacía llegar. Pero esto ya lo habíamos superado.

 

Sin embargo, parece que, en algunos aspectos de la información, luego de la primera década del Siglo XXI, en la que pensamos que ya no volveríamos a mirar hacia atrás en este sentido, en la que suponíamos que los Medios de Comunicación estábamos a la altura de la imparcialidad y la objetividad satisfactorias, hemos regresado a la década de los 70s del siglo pasado. Algunos Medios, obraron sujetos, por voluntad propia o sugerida, a un Candidato, a un Partido, a un Gobierno.

 

Los Medios estaban convirtiéndose en catalizadores de la Sociedad. Cuestionaban, analizaban, discutían, proponían, participaban activamente en un proceso de concientización, tan necesario en México. Estaban ocupando un lugar que nadie puede ocupar. Estaban pasando de las masas a las personas, con intercambio de opiniones con sus lectores o auditorios.

 

La gente estaba creyendo en los Medios. Eran su refugio y, en cierta manera, su protección. Pero el juego que desarrollaron ciertos Medios en estas campañas, nos hizo perder credibilidad. Nos dimos cuenta de que, sabiendo de antemano que siempre hay intereses de por medio, ahora se inclinaron por los intereses de la fuerza política, como si esta fuerza fuera la que nos ha sacado de los problemas en el país.

 

Habían aparecido, con esperanza, grupos informativos que se distinguían por sus puntuales observaciones a todas las anomalías que encontraban en Candidatos, Partidos y gobernantes (y en otras instituciones, por supuesto), pero que en estas Elecciones claudicaron. Se rindieron, comenzaron a alabar todo del contendiente; ya no cuestionaron; sus diseños se sometieron a las encuestas que ellos mismos propiciaron.

 

En varias ocasiones, un grupo editorial de cobertura en todo el país, alineó a todos sus impresos, en primera plana, para apoyar a un Candidato. Esto es lamentable, y mucha gente se lo creía. En cierto sentido, era un abuso de la ignorancia política en la que viven, por desgracia, muchos ciudadanos, aunado a sus necesidades materiales y a la sensación de satisfacción que provoca cualquier dádiva. Y si acaso lo realizado no causaba este efecto, la huella ya estaba dejada, la ‘semilla’ ya estaba sembrada.

 

Los mexicanos no nos merecemos esto de nuestros Medios. Habíamos confiado en todos, porque estaban ocupando un espacio que no podemos llenar los ciudadanos comunes. Se habían convertido en voz de los que no tienen voz; pero ahora, algunos se convirtieron en voz de los que tienen el poder político.

 

¿Volveremos a los tiempos en que se multiplicaron los pasquines para alabar a quienes apoyaron en campaña? ¿Se volverá ‘a usar’, si es que ya se erradicó, la lastimosa práctica del “chayote”? Sin duda que estos Comicios nos dejaron mucho qué pensar de nosotros, los Medios de Comunicación. Ojalá que los ciudadanos sepan discernir con especial severidad el papel que los Medios desempeñamos en las recientes campañas proselitistas.

Ulti Clocks content
Tenemos 107 invitados conectado(s)

29 de julio de 2014 Pronóstico del Tiempo

TITULARES

first
  
last
  
start
stop
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy8309
mod_vvisit_counterAyer14869
mod_vvisit_counterEsta Semana42897
mod_vvisit_counterSemana Anterior115994
mod_vvisit_counterEste Mes487400
mod_vvisit_counterMes Pasado563212
mod_vvisit_counterTotales12555164
Visitors Counter