De extracción priísta, el Senador de la República, Ángel Aguirre Rivero, el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto y el alcalde de Taxco, Álvaro Burgos Barrera y su hijo Álvaro jr. Foto: José Arroyo Reyes

Fotos y texto de  José Arroyo Reyes

TAXCO DE ALARCÓN, Gro. 24 de abril de 2010.-Desde el acceso principal en el Rancho la Cascada de la familia Castillo-Romo, allá en la comunidad de Taxco el Viejo, una veintena de elementos de seguridad pública de Taxco, portando armamento de grueso calibre, pasaron a la bascula a todo aquel hombre o mujer invitado a la pachanga de cumpleaños de Layo.

Los polis municipales uniformados y elementos de seguridad del invitado especial, traían en el pecho  gafetes que decían: “Redes ciudadanas, Guerrero tiene un ángel”, los guardaespaldas  del gobernador mexiquense encabezaron un fuerte dispositivo para proteger a su patrón, al gobernador del Estado de México Enrique Peña Nieto a su llegada a la fiesta de cumpleaños 54 de su cuate Ángel Aguirre Rivero

“Sólo vine al Taxco a celebrar con mi amigo -Ángel Aguirre- su cumpleaños para  desearle el mayor de los éxitos en todo lo que emprenda, estoy muy contento en acompañarlo en este festejo”. Estas fueron las primeras palabras a la prensa que el gobernador mexiquense externó este fin de semana  al asistir a la celebración en honor del Senador de la República, Ángel Aguirre Rivero, aspirante a la candidatura del PRI al gobierno del estado.

El gobernador Peña Nieto aseguró que su asistencia al festejo  estuvo fuera de todo margen de apoyo al próximo proceso de sucesión al gobierno de Guerrero, sin embargo,  en la entrevista exhortó a los presentes a mantener la unidad y cohesión política en torno al proceso electoral que se avecina.

Alrededor de las 15: 00 horas, Enrique Peña Nieto llegó en helicóptero a la cancha deportiva de la comunidad de Taxco el Viejo, desde donde se trasladó en una camioneta al Rancho de la familia Castillo, propiedad del empresario platero Roberto Romo.

Al evento político, disfrazado de fiesta de cumpleaños, llegó el sobrino del hombre más rico del mundo, Carlos Slim Helú; Héctor Slim Seade, director general de Telmex. Antes, con más de una hora anticipada llegó primero al jolgorio político del festejado, Ángel Aguirre Rivero; el alcalde taxqueño, Álvaro Burgos Barrera; Rubén Figueroa Alcocer; René Juárez Cisneros; Héctor Vicario Castrejón;  Héctor Astutillo Flores; Mario Ocampo Arcos; Efrén Leyva Acevedo; Antelmo Alvarado García; Porfirio Camarera Castro, el diputado federal  Ángel Aguirre Herrera; Huberto Salgado Gómez, y como 3 mil comensales (algunos notas periodísticas estatales cacarean y hablan hasta de cinco mil), procedentes de la 7 regiones del estado.

Los minutos corrían y el evento ya había iniciado sin la presencia del gobernador mexiquense. Las damas algunas ya estaban enfadadas  y desilusionadas, pues las invitaron a asistir  con la promesa de que estaría Peña Nieto tomándose fotos  y besucando con todas ellas, y así fue.

Cuando el Senador Aguirre estaba ya recibiendo las felicitaciones, los besos, los abrazos, los regalos, de repente las cámaras y reflectores viraron a la parte del jardín de la casa, la diminuta figura humana del carismático y bien visto gobernador surgió  resguardado por una decena de elementos de seguridad.

En ese momento las damas comenzaron a sudar fuerte y muchas de ellas casi pierden la razón con sus gritos y porras en torno a la asistencia de Enrique Peña Nieto, fue un desorden. Damas, políticos, guaruras y fotógrafos comenzaron a darse fuertes empellones  y codazos para aproximarse bien  cerquitas al obsequioso gobernador,  aprovechando la gran ausencia de “la gaviota”.

La respuesta del mandatario estatal mexiquense no se hizo esperar, se dio a querer por las muchachas  a pesar de que se copete estilo “vaselina”, se le alborotaba a cada momento y tenia que acomodárselo. La gente sin medir consecuencias lo apretujaba y algunas damas hasta se lo agasajaban, los elementos de seguridad no sabían que hacer para contener la avalancha que por momento se torno incontrolable.

Surgió un pequeño conato de pasión y golpes en la fiesta, pues algunos periodistas de Acapulco y elementos de seguridad del Senador y del gobernador estuvieron muy cerca de liarse a golpes arriba del improvisado templete, el evento se les salió de control pero afortunadamente al final no hubo novedades insípidas.

Uno de los ingredientes principales fue los ríos de mezcal, las chelas, el tequila y whisky que empezó a poner caliente el asunto. Hubo un incendio en una de las cabañas adjuntas al sitio del evento provocado expectación de los presentes,  elementos de Protección Civil Municipal apenas les dio tiempo para sofocarlo en tiempo.

 Dentro de los terrenos del rancho se tuvieron que sacrificar algunos árboles para acondicionar la enorme carpa blanca para que los invitados de todos puntos cómodamente pudieran contemplar sin problemas la variedad, el espectáculo o la diversión política de los finos actores presentes.

Tambos de comida rolaron sin miserias en platos de plástico por todas las mesas, las cajas de madera con chivos y reses cocidas procedentes de algunos rincones de la geografía guerrerense, llegaban por todos lados a la comilitona. El ambiente musical estuvo a cargo de una banda, un grupo de músicos solistas y un grupo de mariachis traídos expresamente desde Ixtapan de la Sal.

Después de sufrir la avalancha humana por más de 2 horas, Enrique Peña Nieto, acompañado del Senador Ángel Aguirre Rivero, Álvaro Burgos Barrera, Rubén Figueroa Alcocer, Mario Ocampo Arcos y Héctor Vicario Castrejón, sin despedirse del populacho, pasarón al área del jardín de la casa grande en donde por espacio de media hora, en privado y sin problemas de la plebe, se refrescaron con un buen  whisky  y discutieron en corto el futuro de Guerrero y del país.

El primero de abandonar la fiesta sin despedirse a la llegada de Peña Nieto, fue el ex gobernador René Juárez Cisneros, seguido del presidente estatal del PRI, Efrén Leyva Acevedo y Héctor Astudillo Flores, al parecer, Peña Nieto no es santo de su devoción.

A la fiesta llegaron con invitación en mano, el ex gobernador Xavier Olea Muñoz; el presidente municipal del PRI en Taxco, la diputada Guadalupe Gómez Maganda; Omar Flores Majul; Alejandro Cervantes Rocha; Jorge León Robledo; el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Ascencio Villegas Arrizón; los diputados federales Mario Moreno Arcos y Safío Ramírez Hernández y los legisladores locales Jorge Salgado Parra, Ricardo Moreno Arcos, el delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Jorge Camacho Peñaloza, el presidente municipal de Coyuca de Benítez, del Partido Convergencia, Merced Valdovinos Diego.

También llegaron puntuales al ágape el director de la Filarmónica de Acapulco, Eduardo Álvarez; Julio Hernández Serna; el alcalde de Ixcateopan Darío Pérez Morales; la diputada Silvia Romero;  el petista Ignacio Paulino García Flores, de Pilcaya; Manuel Cuevas Bahena, de Apaxtla; y hasta un fantasma se apareció,  “el ex político de tiempo completo”, Enrique Martini Castillo. No aceptaron la invitación a la comilitona política los alcaldes de Acapulco, Zihuatanejo ni el de la ciudad de Iguala, tampoco el diputado federal Esteban Albarán Mendoza estuvo presente.

Al final, en entrevista con el gobernador Enrique Peña Nieto, aseguró que impulsar la construcción de la carretera autopista entre la ciudad de Ixtapan de la Sal, Taxco e Iguala de la Independencia “todo proyecto de infraestructura  que determine modernidad, vamos a apoyar con mucho gusto la carretera, dijo al reportero.

También llegaron puntuales al ágape el director de la Filarmónica de Acapulco, Eduardo Álvarez; Julio Hernández Serna; el alcalde de Ixcateopan Darío Pérez Morales; la diputada Silvia Romero;  el petista Ignacio Paulino García Flores, de Pilcaya; Manuel Cuevas Bahena, de Apaxtla; y hasta un fantasma se apareció,  “el ex político de tiempo completo”, Enrique Martini Castillo. No aceptaron la invitación a la comilitona política los alcaldes de Acapulco, Zihuatanejo ni el de la ciudad de Iguala, tampoco el diputado federal Esteban Albarán Mendoza estuvo presente.

Al final, en entrevista con el gobernador Enrique Peña Nieto, aseguró que impulsar la construcción de la carretera autopista entre la ciudad de Ixtapan de la Sal, Taxco e Iguala de la Independencia “todo proyecto de infraestructura  que determine modernidad, vamos a apoyar con mucho gusto la carretera.

Reitero nuevamente que sólo vino a Guerrero  a sumarse a la celebración de Ángel Aguirre “es mi amigo a quien aprecio enormemente”. Señaló que por el momento  está dedicado en la tarea de ser gobernador del estado mexiquense “y desde esa tarea, desde ese espacio serviré a mi partido para que vaya ganando mayor credibilidad.”, concluyó el gobernador mexiquense.

Por su parte, el ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, aseguró que todos los pretendientes a la gubernatura del estado están afanados. “Vamos a esperar y ver. Esto ahorita solo es una fiesta con Ángel, lo único que puede decir es que la caballada está “gorda” y que hoy estamos con nuestro amigo el gobernador, Enrique Peña Nieto.

Con esta paupérrima demostración de “galleta o musculo” de parte del Senador Ángel Aguirre Rivero, aún con el respaldo de su amigo Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, seguramente para los conocedores no indica que Layo será el abanderado del PRI a la próxima contienda electoral en Guerrero, pues sabemos que la última palabra se “dicta arriba”.

En el municipio de Taxco Aguirre tiene como especial garante de votos a su favor en el alcalde a Álvaro Burgos Barrera,  no hay que olvidar que con el nefasto proceder del diputado  Manuel Saidi Pratt, amigo personal de Aguirre, engañando y agrediendo a la gente (Vox Populi), le quitaría muchos votos en la contienda constitucional en la zona norte, en donde bien conocen la vida privada de Manolo.

También, no hay que olvidar  que el primo de Aguirre Rivero, Manuel Añorve Baños, tiene en Taxco al frente de la operación política, a su prima Flor Añorve Ocampo, experimentada y perversa mujer que sabe mucho de política.

Prueba de ello, al festejo, no asistieron  gran mayoría de los políticos priístas taxqueños, incondicionales de Flor Añorve, además  al  actual presidente del Comité Municipal del PRI, Omar Flores Majul, lo tienen bien relegado y le hacen el fuchi a pesar de que es ahijado del don Rubén Figueroa Alcocer.

Si bien es cierto que hubo 3 mil o cinco mil asistentes en el festejo, esta suma, no corresponde ni en lo más mínimo la representación de todos los ciudadanos del estado, veamos, en otras palabras, Aguirre Rivero no la tiene la candidatura peladita y en la boca aún con el apooyo de  su amigo Peña Nieto, sin embargo, en política nada esta escrito hasta que se escribe.

 

Los apapachos y manoseos

El PRI de regreso al poder?

Héctor Vicario Castrejón,  Héctor Slim Seade y Omar Flores Majul. Foto: José Arroyo

Como ve, y no es la gaviota, Foto: José Arroyo Reyes


ENTÉTERSE











Ulti Clocks content
Tenemos 471 invitados conectado(s)

23 de abril de 2014 Pronóstico del Tiempo

first
  
last
  
start
stop
next
prev
first
  
last
  
start
stop

 
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy7469
mod_vvisit_counterAyer21244
mod_vvisit_counterEsta Semana61395
mod_vvisit_counterSemana Anterior115682
mod_vvisit_counterEste Mes413358
mod_vvisit_counterMes Pasado548918
mod_vvisit_counterTotales10781163
Visitors Counter